Por qué no creo en Dios

Porque

cuando era niño mi padre nunca estaba en casa cuando hacía travesuras y mamá me regañaba él aparecía por las noches justo cuando yo lloraba a causa del certero golpe materno me tomaba en brazos jugaba conmigo y reñía a mi madre por haberme tratado tan mal

Porque

cuando era adolescente mi padre nunca estaba en casa más que por las noches dormido roncando mientras yo me deshacía en variadas crisis existenciales encerrado en mi cuarto escuchando música para no escucharlo roncar su indiferencia hacia mí hacia mi vida hacia mi inminente cambio de religión

Porque

cuando era joven mi padre nunca estaba en casa sólo unas cuantas horas por la madrugada yo no le hablaba ni él a mí y comenzaba a evaporarse a alejarse junto con sus ronquidos de indiferencia y pasamos muchos años en silencio hasta que un día salió de su cuarto con una maleta en la mano pasó por mi lado por mi frente por arriba por debajo pasó por todos lados como un aleph borgeano y me dijo me voy y yo le dije papá no te vayas y él siguió pasando hasta que en efecto se fue

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s