Simplicity

Hoy Alberti me ha recordado la necesidad de la brevedad. ¿Para qué tantas palabras? ¿Por qué el abuso del vocabulario? ¿Para qué forzarlo hasta el agotamiento? Todos los lenguajes son limitados, pero en la poesía, el poeta los transforma. El poeta afecto a la verborrea no comprende la finitud del lenguaje y lo explota, reniega de lo sencillo, de la capacidad de decirlo todo con pocas palabras. Acusa al poeta lacónico de breve, de reiterativo. Lo que no nota, absorto en sus juegos de lenguaje, es que el laconismo otorga eternidad a las palabras porque las dispone más de sentido que de forma: dicen más de lo que se lee.

Alberti me ha recordado la necesidad imperiosa de la brevedad.

Poeta, por ser claro no se es mejor poeta.
Por oscuro, poeta -no lo olvides- tampoco.

2 thoughts on “Simplicity

  1. Absoluta y bellamente coincido con Alberti, Jessique. No hay nada más evocador y detonador que la brevedad de la poesía, el llegar hasta la médula de la capacidad de sugerencia del lenguaje. Es mejor crear una sola imagen poderosa que llenar páginas y más páginas. Bien que lo sabía Ezra Pound. Gracias por tus comments en mi blog!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s