El rey iguana

toledo.jpg

Hoy me topé de frente con Francisco Toledo. El Rey Iguana, como lo apodaba su padre. Lo vi caminando vestido de blanco, alto, delgado, con el pelo cano y una bolsa al hombro. No le hablé. Simplemente lo seguí. Me fui detrás de él atraída por su andar, veloz, definido. Mientras caminaba viendo su espalda imaginé su zoología marchando a sus costados: iguanas, gatos, tortugas, monos, conejos, sapos, toros, cangrejos, perros, peces, grillos; todo un desfile de reptiles, mamíferos, insectos manando de sus dedos. Pensé en esqueletos perdidos en el éxtasis de la fornicación. En rojo, en azul. En agua. En tierra. Me dí cuenta que yo había sido la única en reconocerlo. Que sólo yo lo seguía como una devota sigue a un santo. Él nunca volteó hacia mí porque nunca lo llamé.

(Tanta subjetividad, es la fascinación.)

artwork_images_710_235325_resize_francisco-toledo-the-net-la-red-asp.jpg

francisco_toledo009.jpgA Tamayo lo conoció allá en París, ¿cómo fue que se relacionó con él?

Yo llevaba una carta de recomendación de la galería de Antonio de Souza y, con ella, llegué a su casa en París. Yo era muy tímido, toqué la puerta sin anunciarme, me abrió Olga y me cerró. Volví a tocar, volvió a abrir y, por fin, me dejó entrar. Tuvo miedo que fuera yo un árabe perdido o un pordiosero. Era un estilo de ella. Cuando supieron que era de Oaxaca, me trataron de paisano, de hijo y hermano.

En el momento en que ellos decidieron regresar, Tamayo me recomendó con su coleccionista, la señora Ussia, a la que le pidió que me diera una beca. Ella nos invitó a comer, y Tamayo le dijo. “A este muchacho tienes que ayudarlo”. Además, cuando Tamayo se fue, me entregó todas las herramientas que él usaba. Me acuerdo que se lo conté a Octavio Paz y él me dijo: “Se da cuenta lo que eso significa, le está dando la estafeta, le dio algo que usted debe continuar”. Esta historia la he rehecho, me encantaba ver las herramientas como con un halo mágico; he dicho que Tamayo me dio herramientas y pinceles que creaban por sí solos.

Francisco Toledo en entrevista con Silvia Cherem (en El Norte, 19 de septiembre de 1999)

seminario5.jpg

Imágenes: La red (1974), La hamaca del cangrejo (1988), Gatos (1975).

http://www.franciscotoledo.net/

One thought on “El rey iguana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s