Palimpsesto: fábula de un nombre

nieto.jpg

Don Diego de Urbina (Yo, Jessica), en su manuscrito titulado “Lybro de Minutas” (en este momento) escribe (escribo) textualmente: “NIETO: Los de este apellido y linaje de los Nietos son del Reino de León de gran linaje (Los de este apellido somos tres que hemos tenido a bien no enseñonearnos del gran linaje, más por fuerza que por voluntad, pero nos mantenemos ajenos a él más por convicción que por comodidad) , pero hay casas dellos en Salamanca y en Ledesma (nuestra casa está en la Colonia Independencia) (En Monterrey) (En México). El primero que así se llamó fue un nieto del rey de León y porque estaba viviendo en el solar y palacio del rey decían, “este es el nieto del rey”(El primero que así se llamó fue mi abuelo a quien no conocí, que vestía como gángster neoyorkino y era alto y delgado y muy diferente a nosotros: era un Nieto, claro, del linaje de León, provincia de España, emparentado seguramente con Felipes y Alfonsos. El segundo es mi padre que no se parece a mi abuelo pero era el heredero del título, del nombre, el apellido que ahora nos cuelga a nosotros tres, sus hijos, los terceros, nietos, indeed, del primero, es decir, el rey, al cual no nos parecemos), y así se quedó este nombre y apellido a sus descendientes (a nosotros, descendientes apócrifos de la estirpe leonida, se nos ha quedado el nombre, Nieto): hay de ellos en el reino de León de los que traen por armas un escudo puesto en palo de gules y de azur y sobre él un león de oro coronado con cuatro flores de lis de plata en los cuatro cantones del escudo y en medio de ellos cuatro hojas de higuera (Traemos por armas eso que enfatiza la impureza de nuestra sangre: en una ocasión, hace años, escuché a mi madre decir “estos muchachos, yo no sé de dónde sacaron eso del arte”. Eso es precisamente lo que nos borbotea en las venas, venido de las venas de nuestro padre, o del padre de nuestro padre o su madre o la madre de su madre.). Los del apellido Nieto provienen de León y su origen lo tienen en una casa real, el Reino de León (Nosotros provenimos del misterio. “No sé de dónde sacaron eso“, dijo nuestra madre. Nuestro padre, que no se parece a nuestro abuelo, tampoco sabe de dónde viene. Lo único que tenemos seguro es el apellido y eso, lo que nadie sabe de dónde ha venido, como nosotros). Don Francisco Zazo y Rosillo, Rey de Armas de Felipe V en su manuscrito titulado “Alfabeto General de Apellidos de España y Armas” dice lo siguiente: “El solar de los Nieto es cerca de Allariz (el solar de los Nieto se ubicaba en la Colonia Independencia, donde se conocieron mis padres, donde se hicieron novios, donde se casaron, donde nacimos nosotros tres), ha habido trece Comendadores y Caballeros de todas Órdenes de este solar. Don Francisco Piferrer se ocupa también del apellido en su obra “Nobiliario de los Reinos y Señoríos de España”. Dice al respecto: Nieto: Esta ilustre familia (sí que lo era) reconoce por tronco a don Alonso Nieto, que tomó este apellido por ser nieto del rey don Alfonso III. Fue don Alonso Nieto hijo de don Ramiro y doña Urraca, los cuales, aunque no figuran en la serie de nuestros reyes, tomaron por breve tiempo este título contra los derechos de su sobrino don Alfonso IV (Un momento: nadie ha tomado nada en contra de nadie. Nadie ha pretendido ser nunca lo que no es. Menos con el mestizaje tan a flor de piel, con el cabello crespo de los moriscos, los ojos grandes y oscuros de los desiertos de Arabia, con la piel morena. Sólo hemos tomado por breve tiempo el título, pero sin afán de incomodar). Aparte de la casa solar de León y su origen real, desde tiempos muy antiguos hubo una familia así apellidada en Palencia, en la villa de Castromocho, que en el siglo XV estaba representada por doña María Nieto de Ormaondo, casada con don Rodrigo Duñagoitia. Sus descendientes antepusieron siempre el apellido Nieto al paterno en desacuerdo a la procedencia de su ilustre antepasado (Nosotros antepusimos el Nieto como un acuerdo tácito. Eliminamos los segundos nombres. El segundo apellido. No por desdeñar la línea materna que siempre ha sido más estrecha, sino por eso, aquello que con el nombre nos ha determinado y nos orilló a hacer lo que hacemos. ¿Y qué es lo que hacemos? Esquivarnos, generar con los ojos y con las manos formas y fantasmas. Eso que nos viene seguramente de un padre esquivo que heredó este nombre y nosotros su sangre junto con el nombre).

Las ramas de este ilustre apellido se fueron extendiendo por todas las provincias españolas. En la villa de Mora de Toledo, nació en 1751 don Domingo José Nieto y Guerrero, que obtuvo licencia en el año 1769 para pasar a América.

Que se quede el león con sus estrellas. Nosotros las generamos:

rafaelnieto74.blogspot.com

neblinacircular

nieto.deviantart.com

raw.channelfrederator.com/profile/elvolante

reymounstro.blogspot.com

2 thoughts on “Palimpsesto: fábula de un nombre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s