Coincidencias

“Según ella, la vida estaba llena de una serie de encuentros evidentes e incluso intencionados que ciertos imbéciles privados de imaginación llamaban casualidades”

Orhan Pamuk, La vida nueva

Ya lo había comentado antes, pero reitero (dice Rodrigo que reitero sobre el mismo tema; como diría Blanchot, me quedo continuando un tema que no terminará; o como diría cualquier otro, me quedo rumiando la misma obsesión), que la pertinencia de las palabras me impacta: la forma en que aparecen (me refiero, claro, a la palabra escrita, la visible) en el momento justo, como si hubiesen estado esperando a que formuláramos la pregunta indicada, que desarrolláramos un pensamiento, que albergáramos una emoción. Pareciera que es así, que sólo aparecen, pero no se trata de casualidades, sino de coincidencias, de entrar en acuerdo con la escritura y convenir que eso que se lee es justo lo que se esperaba leer. La respuesta.  Coincidir en la escritura no puede ser azaroso. Y digo en y no con porque la escritura así entendida se convierte en un espacio en donde todos los que de manera consciente nos albergamos en ella, en sus respuestas (los que andamos sobrevolando o sumergiéndonos en sus miles y miles de posibilidades), nos rozamos un poco o un mucho, dejando residuos de nuestras palabras en el otro, y el roce de su pertinencia nos impulsa a persistir, a continuar la cadena de coincidencias, aunque en una de esas nos toque morir.

Hospital / Los pettinellis

No vuelvas nunca más al hospital son tus visitas las que me hacen mal si son amigos no quiero hablar de cosas que amo y me hacen odiar Le pido a ella que no piense en mí si alguna vez me tocara morir si alguna vez me tocara morir yo le pido a ella que no piense en mí Enfermera no la deje entrar no haga mas mierda de esta enfermedad con este cáncer ya no puedo más de a poco me hundiré en la soledad No vuelvas nunca más al hospital son tus visitas las que me hacen mal si son amigos no quiero hablar de cosas que amo y me hacen odiar Le pido a ella que no piense en mí si alguna vez me tocara morir si alguna vez me tocara morir yo le pido a ella que no piense en mí

One thought on “Coincidencias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s